Sistema Residencial


El Primer Año en el Jardín de Harvard: Todos los estudiantes de primer año viven dentro o muy cerca del Jardín de Harvard, la plaza central histórica de la Universidad de Harvard, donde se encuentran las renovadas aulas de clase y residencias en un espacio que evoca un gran jardín Británico. La Oficina del Decano de los Primeros Años cuidadosamente escoge los grupos de estudiantes que vivirán en el mismo cuarto (generalmente entre 2 y 6). Los proctors y deans comparten estos espacios con los estudiantes, y los ayudan a discutir las oportunidades académicas y extracurriculares.

Los Siguientes Años en las Casas Residenciales: El Sistema Residencial de Harvard brinda a los estudiantes y profesores la experiencia de una comunidad residencial. Las 12 Casas Residenciales crean comunidades académicas y sociales más pequeñas, entre 350 y 500 estudiantes.

Harvard garantiza opciones de alojamiento para los estudiantes durante los 4 años de estudio. Durante el primer año, es obligatorio residir en el campus. A partir del segundo, los estudiantes pueden escoger si residir en el campus o encontrar alojamiento por cuenta propia. Sin embargo, la mayoría se decide por las opciones residenciales en el campus. Al final del primer año, los estudiantes deben escoger entre 1 y 7 amigos para juntos entrar en un sorteo que los asignará a una de las 12 Casas Residenciales. Cada Casa tiene su propio comedor, salas comunes y facilidades académicas, recreativas y culturales. Una combinación bastante variada de estudiantes y profesores hace de cada Casa un microcosmos del college en general.

Por ejemplo, aquí está un típico cuarto de primer año: cinco estudiantes (de Perú, Boston, Filadelfia, Louisiana y Finlandia) que comparten una suite con tres cuartos (dos cuartos dobles y uno simple), una sala común y un baño. La sala común tiene cuatro escritorios y dos sofás; el cuarto simple es rotado entre las estudiantes durante el curso del año escolar.